Valentín Choya: “Los PIF deben ser herramientas de colaboración con las empresas”

Entrevista a Valentín Choya, gerente de Sucarn y usuario del PIF

¿Cómo valora las mejoras que se han realizado en los PIF de Barcelona?
Me parecen muy positivas. Sobre todo, es muy importante que se haya designado a una única responsable del PIF del Puerto y el Aeropuerto de Barcelona. Es vital contar con una persona que unifique criterios y a la que nos podamos dirigir para solucionar problemas o dudas.

Estas mejoras han sido largamente reivindicadas por los empresarios de Mercabarna...
Hace muchos años que, a través de Assocome (Asociación de Concesionarios de Mercabarna), los empresarios reclamábamos mejoras en el funcionamiento de estos servicios. Siempre he pensado que los PIF deben ser herramientas de colaboración, consulta y apoyo a los usuarios, que son las empresas y que también damos un servicio a la sociedad. Hacemos un trabajo conjunto, no somos los enemigos

¿Cuáles eran las principales deficiencias de estas instalaciones?
Un horario reducido, falta de personal para realizar el trabajo, infraestructuras precarias y, principalmente, falta de espacio. Ahora se han hecho mejoras en las instalaciones del Puerto, pero aún así debemos tener un PIF con unas infraestructuras en relación a la importancia del Puerto de Barcelona como puerta de entrada de mercancías de todo el mundo.

¿Cómo vivís los empresarios esta situación? 
Con angustia, la verdad. Cada vez que llega una mercancía al Puerto, piensas: ¿qué pasará? ¿la tendré a tiempo? 

¿Qué problemas ha tenido?
En nuestro caso son problemas con la documentación que hay que presentar cuando llega el contenedor. Una fecha incorrecta, el nombre del importador que no aparece..., pero nunca hemos tenido problemas porque la carga estuviera mal. Y esto pasa porque hacemos un buen trabajo previo para asegurar que el producto está en perfectas condiciones. Pero, a pesar de tener una trayectoria impecable, nos paran un contenedor porque hay un error en una palabra de un documento!

Si le paran, ¿cuándo tarda en recibir la mercancía?
En condiciones normales, y si todo va bien, en 48 horas tengo el producto en mi empresa. Pero si hay problemas... Una vez nos pararon una mercancía porque el trabajador del PIF nos exigía presentar la documentación según una normativa que nosotros sabíamos que todavía no había entrado en vigor. Así que el contenedor se quedó dos días más en el Puerto hasta que el funcionario nos dio la razón.

Estos días de más que la mercancía está en el Puerto, ¿qué supone para la empresa?
Es dinero que pierdes. Todo tiene un coste: ocupar un espacio en el Puerto, mover el contenedor arriba y abajo, etc. A esto, se suman las pérdidas si ya tienes el transporte y el personal preparado en tu empresa para recibir el producto y preparar los pedidos. Y, lo más importante, que dejas de dar un servicio a tus clientes. Además, como se trata de producto fresco cada día que pasa pierde valor. ¡Imagínese si es marisco fresco importado en avión, como ha pasado con muchos empresarios del pescado de Mercabarna!

Hablando de aviones, ¿y el PIF del Aeropuerto?
Hace tiempo que no lo utilizo. Sufrí algunos retrasos, y ahora prefiero traer los productos a través del Aeropuerto de Madrid. Es un coste añadido, pero compensa. Dan un servicio rápido y ágil. Llega el contenedor, pasa la inspección y, al día siguiente, ya lo tengo aquí.