Mercabarna y AGEM apoyan al sector en la "crisis del pepino"

Ante la alerta sanitaria creada con el pepino, Mercabarna y el Gremio de Mayoristas de Frutas y Hortalizas (AGEM) convocaron un gabinete de crisis para evaluar las pérdidas ocasionadas en el sector mayorista e informar a los medios de comunicación.

Además, Mercabarna y AGEM también participaron en la reunión convocada, el 1 de junio, por el Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural con todo el sector hortofrutícola catalán para analizar el impacto de esta crisis.

El sector expuso las afectaciones económicas de esta crisis y expresó sus demandas, con el objetivo de que el consejero de Agricultura, Josep Maria Pelegrí, trasladara estas reclamaciones a la Ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, en la reunión sectorial de ámbito estatal que se celebró al día siguiente.

En este marco, la directora general de Mercabarna, Montserrat Gil de Bernabé, incidió en la necesidad de que las empresas mayoristas y exportadoras también se tengan en cuenta a la hora de recibir posibles compensaciones económicas. Por su parte, el presidente de la Asociación de Concesionarios de Mercabarna y empresario hortofrutícola, Joan Llonch, explicó los efectos de la crisis en las empresas del Mercado y en las exportadoras.

Impacto de la crisis en Mercabarna
Los efectos de esta alerta sanitaria se han hecho notar en la venta de pepinos pero también en el resto de las hortalizas. Según los datos de AGEM y la dirección de Mercabarna, desde el inicio de la crisis, las ventas de estos productos han disminuido un 25% y los precios se han reducido de un 15 a un 20%. Las empresas exportadoras han cifrado el descenso de sus ventas entre un 30 y un 40%.